-->

Translate

jueves, 24 de marzo de 2016

Mensaje sobre el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones Graves de los Derechos Humanos y para la Dignidad de las Víctimas

Mensaje sobre el Día Internacional del Derecho a la Verdad en relación con las Violaciones Graves de los Derechos Humanos y para la Dignidad de las Víctimas

24 de marzo de 2016

Con la observancia de este día rendimos homenaje cada año a la memoria de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980. Monseñor Romero denunció activamente las violaciones de los derechos humanos de las personas más vulnerables de El Salvador.
En el mundo entero, todas las víctimas tienen derecho a saber la verdad sobre las violaciones que las hayan afectado. Pero también debe decirse la verdad para beneficiar a todas las personas y todas las comunidades, como una salvaguarda vital contra la reiteración de las violaciones. El derecho a la verdad está estrechamente vinculado al derecho a la justicia.
A fin de fomentar estos esfuerzos, las Naciones Unidas prestan apoyo a misiones de determinación de los hechos, comisiones de investigación y de la verdad, y procesos de examen, que documentan las violaciones de los derechos humanos y formulan recomendaciones para garantizar la rendición de cuentas, la reconciliación y otras reformas.
En todo el mundo, desde Colombia hasta Túnez, desde Malí hasta Sri Lanka, desde Nepal hasta Sudán del Sur, las Naciones Unidas han abogado por la celebración de consultas inclusivas y genuinas con las víctimas y los grupos afectados, especialmente las mujeres, las niñas y aquellas personas que con demasiada frecuencia quedan excluidas y marginadas. Se debe garantizar su participación significativa en todas las etapas pertinentes de los procesos de justicia de transición y reconocer plenamente sus necesidades específicas en toda medida de reparación.
Obtener los testimonios de las víctimas y los testigos también es esencial para asegurar el derecho a conocer la verdad y a la justicia. Hay que establecer mecanismos adecuados para la protección de las víctimas y los testigos, incluidas su integridad física y psicológica, su privacidad y su dignidad.
Además, la preservación de archivos y otros documentos relativos a las violaciones de los derechos humanos es fundamental para asegurar que no se distorsionen los registros históricos y se preserve la memoria.
En este día, insto a los Estados a que adopten medidas para promover la verdad, la justicia y las reparaciones para las víctimas, lo que es crucial para que no se repitan las violaciones graves de los derechos humanos. Hagamos más por proteger los derechos humanos y la dignidad de las personas.