-->

Translate

jueves, 14 de abril de 2016

¿Es posible la recuperación de un adolescente que se encuentra en conflicto con la Ley Penal?

Esta es una pregunta que muchas personas involucradas en el Sistema de Responsabilidad Penal se habrán hecho al menos en alguna ocasión, no por la falta de fe en el sistema, sino por las estadísticas y realidades que en muchos casos desalientan.

Para poder darle respuesta a la interrogante, se deben comprender y conocer cuales son las principales causas que inciden en la comisión de delitos por parte de estos jóvenes; este conocimiento puede contribuir a realizar un trabajo para combatir dichas causas, logrando prevenir el delito juvenil; lo cual  generaría mejores resultados que los obtenidos mediante las medidas de control social, como las que se efectúan en las entidades de atención del sistema de responsabilidad penal del adolescente. 

Si bien, las entidades de atención trabajan directamente los factores y carencias que incidieron en la comisión del delito de un adolescente especifico, logrando en el tiempo de reclusión del adolescente un verdadero cambio, el cual se logra en menor o mayor grado dependiendo de muchos otros factores; y realmente puedes observar a jóvenes recuperados de sus adicciones a sustancias ilícitas, creando un proyecto de vida, reflexionando sobre el hecho y los daños ocasionados, en fin normalizando su vida; el primer problema, esta en el momento del egreso del joven, la re-inserción a su grupo familiar y social, que en muchos casos era parte del problema que ocasiono que en un primer termino el adolescente se encontrara en conflicto con la Ley Penal, es el regreso al lugar, a las condiciones, a sufrir las mismas carencias; siendo este hecho una verdadera prueba para el joven que aspiraba encontrarse con oportunidades de continuar con el cambio que habían construido durante su privación de libertad. 

Esto nos alecciona, nos muestra que es necesario el trabajo en las comunidades, en combatir la pobreza, mejorar el acceso y calidad de la educación, promover el deporte, la cultura, la recreación; es necesario que los jóvenes consigan actividades a las cuales dedicarse, sin tener que preocuparse sino por su estudio y su desarrollo adecuado.